Una estación de esquí italiana cerrada por el cambio climático planea reabrir con nieve artificial. No todo el mundo está contento

hace 3 meses 98
Cómo las ciudades pueden reducir la huella de carbono 3:13

(CNN) -- Pocas cosas hacen mejor los italianos que soñar a lo grande contra viento y marea. Por ejemplo, el plan multimillonario que se lleva preparando desde los años 90 para construir el puente colgante más largo del mundo sobre el estrecho de Mesina, en el corazón de la tierra de la mafia. O la existencia misma de la ciudad de Venecia, construida sobre un sistema de lagunas que ahora está mejor protegido de los fenómenos meteorológicos extremos gracias a unas compuertas mecánicas que tardaron más de 20 años en realizarse.

Ahora, los planes para construir unas instalaciones de esquí multimillonarias en una montaña sin nieve del norte de Italia pueden resultar igual de desafiantes.

Se trata del monte San Primo, un precioso promontorio de 1.682 metros de altitud desde el que se divisa gran parte del paisaje del extremo norte del lago de Como. La pintoresca ciudad empedrada de Bellagio, en su base, es conocida como la "perla" del lago por su belleza, que ha atraído a celebridades y a rusos adinerados, propietarios de la mayoría de las lujosas villas cercanas.

Pero desde que el año pasado la ciudad de Bellagio obtuvo el respaldo de los gobiernos nacional y regional para financiar un proyecto de zona de esquí con el que espera atraer a los turistas de invierno ha habido problemas en este paraíso de montaña.

El plan, valorado en 5 millones de euros (unos US$ 5,4 millones), prevé la construcción de un gran aparcamiento, pistas de trineo y nuevos remontes en una zona que fue un próspero destino de esquí hace 50 años, pero que hace una década se cerró a los deportes de invierno al subir las temperaturas y disminuir las nevadas.

(Crédito: Daniele Mezzadri/iStockphoto/Getty Images)

Dólares del turismo

Aunque ha habido un considerable apoyo local por parte de quienes creen que la reactivación de la infraestructura de esquí de la montaña aportará unos dólares turísticos vitales, los planes han recibido una gélida acogida por parte de organizaciones ecologistas y deportivas.

Un consorcio de 33 grupos —entre ellos el Fondo Mundial para la Naturaleza y el Club Alpino Italiano— que se autodenomina "salvemos el Monte Primo" ha intentado detener el proyecto y concienciar sobre la fragilidad ecológica de la montaña.

Roberto Fumagalli, portavoz del grupo, insiste en que hay mejores formas de inyectar 5 millones de euros en la zona que sigan reportando ingresos turísticos. Dice que el grupo ha intentado en vano entablar conversaciones con los promotores del proyecto, entre ellos 31 ayuntamientos.

"No queremos esperar a salir a protestar contra las excavadoras", declaró Fumagalli a CNN. "Sería más productivo sentarnos a dialogar ahora".

El grupo tiene una serie de preocupaciones sobre los planes propuestos que van desde lo medioambiental a lo logístico. En lugar de renovar el aparcamiento, sus miembros insisten en que sería más ecológico invertir en transporte público; en lugar de restaurar artificialmente las zonas nevadas, les gustaría que se mejoraran las rutas de senderismo, ya que inviernos más cortos significan una temporada de senderismo más larga.

También les preocupa el consumo de energía de las máquinas de nieve, los daños causados a la montaña por la entrada de maquinaria pesada y si, dada la proximidad de mejores estaciones de esquí, la inversión podría acabar convirtiéndose en una carga para los contribuyentes locales si el proyecto no acaba amortizándose.

Fumagalli dijo que el grupo de protesta podría estar dispuesto a llegar a un compromiso, pero sólo si los partidarios del proyecto están dispuestos a dialogar.

Carta a George Clooney

"Hemos enviado cartas certificadas, llamamientos, hemos utilizado las redes sociales y nadie responde nunca", añadió.

El grupo incluso escribió al residente más famoso del lago de Como, la estrella de Hollywood George Clooney.

"No ha respondido, pero esperamos que lo haga", dijo Fumagalli, señalando que en 2021, cuando las inundaciones azotaron la propiedad de Clooney, la estrella se pronunció en apoyo de la comunidad por los daños.

La ciudad de Bellagio, en el lago Como, es una de las comunidades que apoyan la reapertura de las instalaciones de esquí.(Matteo Colombo/Stone RF/Getty Images)

La ciudad de Bellagio, en el lago Como, es una de las comunidades que apoyan la reapertura de las instalaciones de esquí. (Matteo Colombo/Stone RF/Getty Images)

El principal problema, señala el grupo de protesta, es que el monte San Primo, a pesar de su historia como destino de esquí, no tiene suficiente nieve ahora. Esto se debe al aumento de las temperaturas y a las sequías, que la crisis climática podría agravar y hacer más frecuentes.

La montaña, que se ha convertido en un destino de senderismo durante todo el año, es un cementerio de antiguos esfuerzos por sacar provecho de las actividades invernales más tradicionales.

En la montaña aún se pueden encontrar antiguos torniquetes, pilares de remontes e incluso un mapa de las pistas ya desaparecidas. Los últimos remontes cerraron a principios de la década de 2010 porque las acumulaciones anuales de nieve no daban para una temporada de esquí, sobre todo tan cerca de los Alpes y los Dolomitas, donde la nieve está garantizada.

La nieve podría escasear aún más en el futuro a medida que se aceleren los efectos de la crisis climática. Según un estudio reciente de la organización no gubernamental WaterAid y las universidades británicas de Cardiff y Bristol, la sequía extrema en el norte de Italia se ha duplicado en las dos últimas décadas, salpicada de graves inundaciones, lo que la encamina hacia un clima similar al que se vive en algunas zonas de Etiopía y el Cuerno de África.

"Ambas regiones se enfrentan a un aumento de la evaporación (probablemente debido al aumento de las temperaturas en la región), lo que conduce a un paisaje más seco entre los episodios de lluvia", señala el estudio.

No es precisamente clima de esquí.

La amenaza de escasez de agua no ha disuadido a las autoridades de la ciudad de Bellagio y la región lombarda circundante, que afirman que se limitarán a construir un lago artificial, llenarlo de agua y extraerla para fabricar nieve artificial con cañones de nieve, según los planes aprobados por el ayuntamiento vistos por CNN.

"Relanzar el atractivo turístico"

Además del aparcamiento, las pistas de trineo y los nuevos ascensores, el proyecto incluye la rehabilitación de un hotel abandonado desde hace tiempo.

También está previsto un ascensor de cinta transportadora tipo "alfombra mágica". Sus partidarios afirman que tendría un menor impacto ambiental, ya que no sería necesario excavar los cimientos en el paisaje, como ocurre con los remontes tradicionales. Además, el lago artificial serviría a la comunidad en verano y serviría de reserva para las lluvias.

El alcalde de Bellagio, Angelo Barindelli, ha advertido a los partidarios del proyecto que no tengan "miedo" de los detractores. "Es un acuerdo importante, una inversión total de 5 millones de euros, ahora sólo tenemos que comprometernos a ponerlo en marcha rápidamente", declaró en un comunicado facilitado por su oficina.

Alessandro Fermo, jefe del Consejo Regional de Lombardía, que también respalda los planes, dijo que los manifestantes están fuera de lugar.

 Mauritius Images GmbH/Alamy Stock Photo)

El monte San Primo es popular entre los excursionistas durante todo el año.
(Crédito: Mauritius Images GmbH/Alamy Stock Photo)

"No tengo por costumbre contribuir a las polémicas, pero esta vez no puedo evitarlo", dijo recientemente en comentarios difundidos en Facebook. "Traer recursos al territorio es un trabajo largo y agotador. Una inversión de 5 millones de euros es importante para desarrollar y relanzar el atractivo turístico de la zona en invierno y en verano".

Incluso si los responsables municipales no se sientan con los manifestantes para lograr un acuerdo, es posible que el proyecto nunca llegue a ponerse en marcha debido a la infame burocracia italiana que, si la historia sirve de guía, puede ralentizar durante décadas incluso los planes más optimistas.

Los primeros planes para la estación de esquí de monte San Primo se aprobaron y el dinero se comprometió a principios de 2022. Las primeras licitaciones debían salir en noviembre del año pasado.

Hasta la fecha, nada ha avanzado más allá de las protestas y las previsiones meteorológicas, que no contemplan nieve significativa a corto plazo.

Ver artículo completo