Propagación "silenciosa" de la polio en Nueva York lleva a los CDC a considerar vacunas adicionales para algunas personas

hace 1 mes 27
Detectan caso de polio en EE.UU. 0:57

(CNN) -- Un caso de polio detectado en Nueva York el mes pasado es "solo la punta del iceberg" y un indicio de que "debe haber varios centenares de casos en la comunidad circulando", declaró este miércoles a CNN un alto funcionario de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

El caso de poliomielitis se encontró en el condado de Rockland, que tiene una tasa de vacunación contra la polio asombrosamente baja. El Dr. José Romero, director del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias de los CDC, señaló que la mayoría de las personas con poliomielitis no presentan síntomas, por lo que pueden contagiar el virus sin saberlo.

"Hay una serie de individuos en la comunidad que se han infectado con el poliovirus. Están diseminando el virus", dijo. "El contagio siempre es una posibilidad porque la propagación va a ser silenciosa".

Un equipo de detectives de enfermedades de los CDC viajó la semana pasada desde la sede de la agencia en Atlanta hasta el condado de Rockland, y están "bastante nerviosos" porque la polio "podría salirse de control muy rápidamente y podríamos tener una crisis en nuestras manos", dijo un líder de salud de la comunidad que se reunió con el equipo.

"Son... ¿qué es lo contrario de cautelosamente optimistas?", dijo otro líder comunitario, experto en educación sobre vacunas, que también se reunió con el equipo de los CDC en el condado de Rockland. Ambos líderes solicitaron el anonimato porque no están autorizados a hablar públicamente.

La poliomielitis puede causar parálisis incurable y la muerte, pero la mayoría de las personas en EE.UU. están protegidas, gracias a la vacunación. Otras, sin embargo, pueden ser vulnerables al virus por diversas razones.

Las personas no vacunadas o insuficientemente vacunadas son vulnerables, y las tasas de vacunación contra la polio en el condado de Rockland y el vecino condado de Orange, justo al norte de la ciudad de Nueva York, son de alrededor del 60%, en comparación con el 93% en todo el país. Las personas inmunodeprimidas pueden ser vulnerables incluso si están totalmente vacunadas.

Romero dijo que los CDC están considerando una variedad de opciones para proteger a la gente de la poliomielitis, incluyendo ofrecer a los niños de la zona una dosis extra de la vacuna, como las autoridades sanitarias del Reino Unido están haciendo ahora en Londres, o recomendar dosis extra a ciertos grupos de adultos.

"Estamos estudiando todos los aspectos de cómo abordar esta cuestión. En este momento, no tenemos una respuesta definitiva", dijo.

Un "asesino silencioso"

¿Qué es la poliomielitis y cómo prevenirla? 1:44

El caso de poliomielitis del condado de Rockland es el primero identificado en Estados Unidos en casi una década.

El virus también se detectó en las aguas residuales del condado de Rockland y del vecino condado de Orange. Las muestras positivas estaban vinculadas genéticamente al caso individual, pero no se ha informado de ningún otro caso en Estados Unidos.

Alrededor de tres de cada cuatro personas infectadas por la poliomielitis no presentan síntomas, pero siguen siendo capaces de transmitir el virus a otras personas, según los CDC. Entre el resto, la mayoría tiene síntomas como dolor de garganta o de cabeza que pueden pasarse por alto o confundirse con otras enfermedades. Solo un número relativamente pequeño, alrededor de 1 de cada 200 personas infectadas queda paralizada. Algunos de los que se paralizan mueren porque no pueden respirar.

A finales de la década de 1940, los brotes de poliomielitis incapacitaban a un promedio de más de 35.000 personas al año en Estados Unidos. En 1955 se inició una campaña de vacunación, y los casos cayeron rápidamente en picada. Hoy en día, una ronda completa de vacunas contra la polio en la infancia —cuatro dosis entre los 2 meses y los 6 años— tiene una eficacia de al menos el 99%, según los CDC.

Pero en las últimas décadas, algunos pequeños grupos no han vacunado a sus hijos contra el virus. Uno de ellos es el de la comunidad judía ultraortodoxa de Nueva York, incluida la del condado de Rockland.

Gran parte del resto de la comunidad judía religiosa del condado de Rockland se ha unido a los esfuerzos para educar a los "atípicos" que se niegan a vacunarse, dijo el líder de salud de la comunidad.

"Este es un asesino silencioso, como el monóxido de carbono, y no sabemos cuándo nos va a golpear", dijo.

"Un comunicado de prensa no es suficiente"

El educador en materia de vacunas dijo que el equipo de los CDC se ha esforzado por aprender las mejores maneras de comunicarse con los miembros de esta comunidad, que tienden a no utilizar internet y, en cambio, obtienen gran parte de su información de la plataforma de mensajería WhatsApp, así como de los periódicos de la comunidad.

Esta semana, el condado de Rockland y los proveedores locales de servicios de salud distribuyeron una infografía en inglés y en yiddish que anunciaba: "La polio se está propagando en el condado de Rockland".

El educador en materia de vacunas en el condado de Rockland dijo que, en las reuniones con el equipo de los CDC, "hablamos de la necesidad de un mensaje que resuene, y un comunicado de prensa no va a ser suficiente".

La Dra. Mary Leahy, directora general del mayor proveedor de servicios sanitarios del condado de Rockland, Bon Secours Charity Health System, miembro de WMCHealth, ha asistido a las reuniones con los CDC y dijo que, para conseguir que las personas que no vacunan a sus hijos contra la poliomielitis comprendan la gravedad de la enfermedad, "recurro a los abuelos y bisabuelos que realmente vivieron los días de la poliomielitis en los años 40 y 50".

Eso tiene sentido para Romero.

"Crecí en México. Vi esta enfermedad, las complicaciones", dijo. "Fui a la escuela con niños que tenían aparatos ortopédicos".

Dijo que muchos estadounidenses no reconocen los efectos "devastadores" de la "parálisis de por vida" de la polio.

"Creo que la mayor parte del público estadounidense nunca ha visto un caso de polio. La gente ha perdido ese miedo, por así decirlo, a la enfermedad".

Danielle Herman y John Bonifield, de CNN, contribuyeron a este artículo.

Ver artículo completo