Muere Alistair Darling, el exministro británico de Economía que hizo frente a la crisis financiera de 2008

hace 2 meses 43

Alistair Darling, el ministro laborista de Economía del Reino Unido que tuvo que hacer frente a la conmoción de la crisis financiera de 2008, ha muerto a los 70 años en Edimburgo, rodeado de su familia. “El Sr. Darling, el muy querido esposo de Margaret y amado padre de Calum y Anna, ha muerto después de una breve estancia en el Western General Hospital, bajo los maravillosos cuidados del equipo oncológico”, anunciaba el comunicado familiar.

Darling, a las órdenes del entonces primer ministro Gordon Brown, fue el responsable de inyectar hasta 45.000 millones de euros en las arcas del Royal Bank of Scotland y nacionalizar la entidad para evitar un contagio que habría hundido el sistema financiero británico. El ex ministro contaba al corresponsal de El PAÍS en Londres en 2018, una década después, cómo fue el momento en que recibió la llamada del presidente del banco para anunciarle que, en apenas tres horas, se iba a quedar sin liquidez. “Fue una de las conversaciones más aterradoras que he tenido en mi carrera política, y aunque siempre tienes planes preparados para hacer frente a algo así nunca imaginas que vayas a tener que ponerlos en práctica”, recordaba.

Su tranquilidad, rigor y sentido del humor le convirtieron en un político muy querido tanto por sus propios compañeros laboristas como por sus rivales conservadores y hasta por el nacionalismo escocés, al que combatió con dureza. Sin embargo, la entrevista que concedió al diario The Guardian en el verano de 2008, cuando la crisis todavía no había golpeado al Reino Unido con toda su crudeza, enturbió para siempre su relación con Brown, a pesar de larga amistad entre ambos. Darling, con cierta ingenuidad, aseguró que el país se enfrentaba “a las peores condiciones económicas de los últimos sesenta años”. No se equivocó en absoluto, pero el primer ministro no le perdonó nunca un mensaje que hizo aumentar los nervios de los mercados. Aun así, Brown ha querido recordarle con elogios. “Alistair será recordado como un estadista de integridad impecable, cuya vida fue definida por un fuerte sentido de la justicia social, y que obtuvo una enorme reputación global por la eficacia y el juicio considerado que aportó para manejar la situación económica”, ha dicho quien fuera su jefe y compañero de partido.

Por Escocia y contra el Brexit

Diputado en la Cámara de los Comunes en representación de la circunscripción de Edimburgo desde 1987 hasta que se retiró, en 2015, tuvo un papel crucial durante la campaña del referéndum por la independencia de Escocia, celebrado en 2014. Presidió el grupo de trabajo Better Together (Juntos estamos Mejor) ,que arañó una victoria del 55% frente al 45% a favor de la permanencia de la región en el Reino Unido.

“No estaba de acuerdo con Alistair en muchos de los grandes asuntos políticos, pero es mucho más importante el comportamiento educado y respetuoso con el que siempre se condujo durante su vida política”, ha dicho el ministro principal escocés y líder del SNP, Humza Yousaf. “Fue un gigante en Escocia y en la política del Reino Unido”, recalcaba.

El hoy ministro británico de Exteriores y antes primer ministro, David Cameron, que sucedió a Brown con un Gobierno conservador que impuso un estricto régimen económico de austeridad del que aún no se ha recuperado del todo el Reino Unido, ha definido a Darling como “un hombre amable y decente” del que siempre valoró “su inmensa contribución a la tarea pública”.

El político escocés, que se sumó durante un tiempo al consejo de administración del banco de inversión Morgan Stanley y ocupó un escaño en la Cámara de los Lores hasta 2020, fue un crítico rabioso y furibundo combatiente del Brexit. Pero sabía muy bien, como explicó a EL PAÍS, cuáles eran parte de sus orígenes. “El ambiente creado por la austeridad hizo posible el Brexit. No se trata del único factor, seguro. Reino Unido siempre ha sido el Estado miembro que menos afecto sentía por la Unión Europea. Pero la austeridad puso las cosas mucho más fáciles a los euroescépticos, que pudieron articular un mensaje del tipo ‘si no te gusta como estás ahora, estaremos mucho mejor si abandonamos la UE’”, explicaba hace seis años.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO

Ver artículo completo