La inflación golpea a Lidl en España: el beneficio se mantiene en 2022 a pesar de abrir 41 tiendas

hace 2 meses 40

La escalada de precios en la cesta de la compra ha impactado en las cuentas de Lidl en España. La cadena de supermercados alemana, tercera en el mercado español por cuota de mercado, registró en su último ejercicio fiscal (cerrado en febrero pasado) un beneficio neto de 193 millones de euros, en línea con el año anterior (190 millones), a pesar de que las ventas crecieron un 18% en el mismo periodo, hasta 6.079 millones, en parte por el efecto de la inflación pero también por el crecimiento orgánico derivado de la apertura de una veintena de tiendas. La subida de costes se ha traducido en una reducción de los márgenes del 15%, según la empresa, que prevé seguir invirtiendo en España para superar la barrera de los 700 establecimientos en 2024.

El director general corporativo de Lild en España, Ferran Figueras, ha asegurado este jueves que la empresa ha hecho un esfuerzo por no trasladar todas las subidas de precios al cliente. “Hemos reducido la rentabilidad y es una muestra de que la distribución ha hecho un esfuerzo muy importante a la hora de no trasladar los costes”, ha explicado durante una jornada sobre La exportación de la marca España organizada en Madrid por Lidl y el Instituto de Comercio Exterior (Icex). El margen se situó en 2022 en el 3,17% (beneficio neto sobre ventas), frente al 3,7% de 2021. Lidl publicó en julio sus ventas en España, pero no había dado datos del beneficio neto.

Para el ejercicio actual, que cerrará en febrero de 2024, la previsión es acabar con un crecimiento de las ventas “justo por debajo” de los dos dígitos: “Creemos que el consumidor español sigue mostrando su confianza, como se ve con la ganancia de cuota que estoma teniendo en los últimos años”.

Lidl es una de las cadenas de supermercados que más cuota de mercado ha ganado en los últimos años. En 2021 arrebató el tercer puesto al Grupo Dia, y ahora tiene un 6,2%, detrás de Mercadona (27%) y Carrefour (6,2%), según los datos de Kantar Worldpanel. La empresa ha invertido unos 2.500 millones para su expansión en el mercado español, según los datos que ha dado Elisa García, directora ejecutiva del ICEX-Invest in Spain, durante su intervención. En España, Lidl cuenta con 670 tiendas en la actualidad, y 18.500 empleados. Durante 2023 las inversiones estarán entre 250 y 300 millones de euros, según Figueras. “Seguimos creciendo a un ritmo muy similar al de los últimos cinco o seis años”, ha añadido.

El objetivo a largo plazo es llegar al millar de establecimientos. “Nuestra voluntad es seguir creciendo, pero no queremos morir de éxito, y necesitamos un crecimiento que vaya acompañado de una evolución de nuestras capacidades logísticas”, ha explicado Figueras. “No podemos comprometernos a un ritmo de expansión concreto, hay que ser cautos y ser selectivos con las ubicaciones de las tiendas también, pero es el potencial que vemos de crecimiento en el mercado español es de 900 a 1.000 tiendas”. En la actualidad, la empresa cuenta con 12 plataformas logísticas y tiene como objetivo abrir cuatro nuevos almacenes, alguno de ellos ya en construcción.

La empresa también ha sido preguntada durante la jornada por la polémica sobre una granja porcina en Quintanilla del Coco (Burgos), cuyo propietario ha sido denunciado por una ONG, el Observatorio de Bienestar Animal, por delitos de maltrato animal. La empresa que presuntamente gestiona la carga de los animales está relacionada con Lidl. “Condenamos rotundamente cualquier tipo de maltrato animal”, ha dicho Miguel Paradela, director de compras de la empresa en España. “Tenemos confirmación por parte del proveedor que dejó de trabajar en 2022 con esa granja”, ha asegurado.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO

Ver artículo completo