Howard Hu, ingeniero jefe de la NASA: “Hemos construido la mejor nave espacial de la historia”

hace 1 año 81

Howard Hu nació en Shanghái, China, hace 53 años. Sus padres emigraron a Estados Unidos y montaron un restaurante. El pequeño Howard creció empalmando primeros trabajos de lavaplatos y cocinero, mientras pensaba que estudiar mucho podría ser su pasaporte a “una vida mejor”. Por aquella época vio La Guerra de las Galaxias. Fue “la catapulta de su carrera”, pues entendió que lo que más quería en el mundo era construir naves espaciales.

Aquel chaval soñador es ahora jefe del programa Orion de la NASA, la nueva nave espacial que llevará astronautas a la Luna y más allá. Hu estudió aeronáutica y astronáutica en Seattle, entró de becario en la NASA a los 22 años, y desde entonces no ha trabajado para nadie más. Ha participado activamente en los programas más emblemáticos de la agencia, como los transbordadores espaciales y la Estación Espacial Internacional, el único lugar habitado más allá de la Tierra.

El ingeniero dirige un equipo de unas 3.500 personas tanto en la NASA como en más de 800 empresas proveedoras. Acaba de visitar España para reunirse con empresas que han participado en la construcción del módulo europeo de servicio de la nave, desarrollado por la Agencia Espacial Europea, y que proporciona aire, agua, electricidad, propulsión y control de la temperatura. Les enseñó nuevos datos sobre la primera misión de prueba no tripulada Artemis 1, que regresó a la Tierra tras orbitar la Luna durante días en diciembre del año pasado. En esta entrevista Hu desgrana los próximos objetivos inminentes, entre ellos hacer historia al llevar a la superficie de la Luna a la primera mujer y a la primera persona no blanca en 2025.

Pregunta. Después de Artemis 1, ¿están listos para enviar humanos a la Luna?

Respuesta. Lo próximo es probar la nueva versión de Orion en la misión Artemis 2, que será un vuelo a la Luna sin aterrizaje. Será la primera vez que haya tripulación: cuatro astronautas. En esta misión probaremos nuevos sistemas de apoyo a los ocupantes como el suministro de oxígeno, agua y un nuevo sistema de control de vuelo que incluye todos los indicadores, pantallas y el mando de guiado. Es muy importante que probemos todo eso junto al resto de sistemas que permiten hacer vida dentro de la nave.

P. ¿Cómo es estar dentro de la Orion?

R. El espacio es como el de un SUV, un coche grande. Según entras por la escotilla, a tus pies queda la puerta del cuarto de baño, que es del tamaño de una cabina telefónica pequeña. Hay dos filas de dos asientos, una encima de otra, como si fueran literas. En los dos primeros irán el comandante y el piloto. Ellos podrán ver toda la consola de mandos, que les servirán para guiar la nave. Una vez que estén en órbita, flotarán en ingravidez y los asientos se plegarán y guardarán para dejar espacio. Es una nave muy acogedora, con su cocina para calentar la comida y el baño en una estancia separada. [Es la primera vez que la NASA incluye algo así en una nave espacial a la Luna. Hace 50 años, los astronautas del programa Apolo, todos hombres, orinaban y defecaban en bolsas, sin privacidad].

Cuatro ingenieros con trajes espaciales se sientan en una répilca de la cápsula Orion, con el comandante y el piloto en la parte izquierda.Cuatro ingenieros con trajes espaciales se sientan en una répilca de la cápsula Orion, con el comandante y el piloto en la parte izquierda.Robert Markowitz - NASA - Johnson Space Center

P. ¿Cuánto tiempo pasarán los astronautas en la nave?

R. Después de despegar desde el Centro Espacial Kennedy la nave se quedará durante 24 horas en órbita de la Tierra mientras hacemos todas las comprobaciones y nos aseguramos de que todo está en orden para continuar. Después haremos un único encendido de los motores, lo que nos llevará directos a la Luna, daremos una vuelta y regresaremos. Todo esto durará entre 10 o 12 días dependiendo del día de lanzamiento. Será mucho más corta que Artemis 1, que duró 25 días y medio. Esperamos lanzar esta misión a finales de 2024.

P. Y después llegará Artemis 3, en la que una mujer y una persona no blanca pisarán la Luna por primera vez en la historia. Será muy diferente de cuando llegaron los astronautas del Apolo. ¿Qué podremos ver exactamente durante esta misión?

R. La primera diferencia va a ser el tamaño del módulo de aterrizaje, llamado Starship, que es enorme en comparación [fabricado por la empresa Space X, de Elon Musk]. La nave Orion tendrá que aproximarse y anclarse a ese módulo en la órbita de la Luna. Nunca se ha hecho algo así; será uno de los mayores retos. Y por supuesto no veremos vídeos en blanco y negro y con mucho grano, sino imagen de alta definición. Los trajes también serán muy distintos.

P. De todos los lugares en la Luna se ha elegido aterrizar en el frío y hostil polo sur, ¿por qué?

R. Agua. Creemos que la hay en las zonas de sombra perpetua. Pensamos que podremos sacar testigos de hielo y analizarlos. Del agua además podríamos obtener oxígeno e hidrógeno, lo que nos permite fabricar combustible y aire para respirar in situ. Serían los primeros pasos hacia futuras estaciones de producción de estos compuestos, lo que es esencial, porque traerlos desde la Tierra es demasiado costoso. Además, hay mucho interés desde un punto de vista geológico, porque todas las misiones Apolo fueron al ecuador lunar. La Orion está preparada para traer 100 kilos de rocas de vuelta a la Tierra. Es inimaginable toda la ciencia que podremos hacer con ese material.

P. ¿Cuánto tiempo estarán los astronautas en la superficie?

R. Unos seis días. Las primeras misiones serán cortas y centradas en ciencia. A partir de Artemis 4 empezaremos con las tareas de construir infraestructuras permanentes para que la Luna pueda estar habitada durante periodos largos: días, semanas, meses. Esto supone crear módulos donde generamos energía, hábitats para los astronautas, módulos logísticos y vehículos de exploración.

P. ¿Habrá gente viviendo en la Luna de forma permanente?

R. Probablemente. Estos son solo los primeros pasos. Artemis 4 y 5 serán las misiones en las que los astronautas viajarán primero a la nueva estación espacial lunar, Gateway, que orbitará la Luna. Europa está construyendo buena parte de esta estación. Así que allí llegarán las Orion desde la Tierra. Los astronautas podrán pasar allí temporadas y usar otro vehículo, el aterrizador, para descender a la superficie y regresar, como si fuera un taxi. Y luego volverán a coger la Orion para volver a la Tierra. Es una solución perfecta que nos da acceso constante a la superficie lunar. Al mismo tiempo se irán bajando a la superficie los rovers de exploración, los módulos para vivir y el resto de componentes de las bases de superficie. Habrá centrales energéticas y sistemas de comunicación. La idea es crear un sistema de satélites de comunicación en la Luna. Todo esto lo haremos junto a nuestros socios europeos, japoneses, canadienses y las empresas de esos y otros países. Eso es lo que hace que este proyecto sea tan poderoso.

P. Los críticos con este programa, incluido el expresidente Donald Trump, dicen que “ya hemos estado allí”; ¿para qué volver?

R. Nosotros siempre hablamos de la Luna y más allá. Lo que queremos es ir a Marte, pero tenemos que probar la tecnología necesaria antes. ¿Qué mejor que hacerlo en nuestro patio trasero, la Luna? Nuestro satélite está a unos 380.000 kilómetros. En su punto más cercano, el planeta rojo está a unos 50 millones de kilómetros de la Tierra. Tardamos en llegar a la Luna días, en lugar de años. Necesitamos probar la fisión nuclear como combustible, bases habitables, vehículos de exploración, explotación de recursos. Tenemos además que desarrollar el tejido industrial y empresarial. Y esta es la forma de hacerlo. Vamos a la Luna y con ese vamos me refiero a toda la humanidad.

P. ¿Las primeras misiones tripuladas a Marte serán en la década de 2040?

R. Es difícil saberlo. Acuérdate de cuando llegó Internet. En aquella época nadie hubiera dicho que en unos años podrías recibir tus compras online por Amazon. Ahora es lo mismo. Estamos plantando las semillas y no sabemos cómo de rápido crecerán. Podría pasar muy rápido.

P. ¿Orion será la nave que nos lleve a Marte?

R. Será parte de la primera expedición a Marte. La nave ahora tiene capacidad para llevar a cuatro personas durante 21 días. Marte está mucho más lejos, podrían ser dos años. Así que seremos parte de una misión más compleja. Ciertamente, Orion irá más allá de la Luna, pero seguro que no irá a Marte sola.

P. Ha mencionado que Artemis 2 incluye mandos para que los astronautas tomen el control, pero ¿normalmente irán en modo automático?

R. La Orion puede despegar, realizar la misión y traer de vuelta a la tripulación sana y salva ella sola, en automático. Pero en la Artemis 2 tendremos unos objetivos de vuelo en los que los astronautas entrenarán el manejo manual. El plan es que tomen el control durante las últimas fases de atraque de la nave, por ejemplo. Haremos una demostración y prueba de estos sistemas.

P. ¿Usted soñaba con ser astronauta?

R. Tal vez suena raro, pero mi verdadero sueño era ser ingeniero. Cuando veía los cazas estelares Ala-X en Star Wars, lo que quería era construir esas naves. Y ahora, milagrosamente, estoy liderando la mejor nave espacial de la historia.

P. ¿Hasta dónde cree que podremos llegar los humanos en la exploración tripulada?

R. Espero que la historia muestre que esta nave y estas misiones fueron el primer paso hacia un futuro muy lejano en el que podremos salir del sistema solar para llegar a esos exoplanetas que se están descubriendo y que parecen habitables.

Puedes seguir a MATERIA en Facebook, Twitter e Instagram, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Ver artículo completo