Chaquetas que avisan cuando sufres una caída

hace 2 meses 46

A mediados de 2020, la empresa de control de accesos que Juan Roca había fundado 10 años atrás entró en una etapa en la que la innovación dejó de ser una prioridad. Roca no quería renunciar a esa parte, así que decidió que él también tenía que empezar otro capítulo. Empezó a darle vueltas a una nueva aventura empresarial que estuviese relacionada con la conectividad y el internet de las cosas en un sector que no estuviera muy explotado. La respuesta la llevaba encima. Pykrs se estrenó en el mundo de la ropa inteligente con una chaqueta que, entre otras funcionalidades, cuenta con un sistema de detección de caídas y realiza notificaciones de socorro.

Para desarrollarla, Roca se alió con Rafael Nieto, ingeniero electrónico, que ya había trabajado en el diseño de un chaleco “medio inteligente” para conductores de camiones y que sirvió como punto de partida para su prenda. “El primer desafío de todos fue encontrar un proveedor que quisiera hacer nuestro primer prototipo”, comenta este barcelonés de 32 años. Las especificaciones de la prenda, con materiales determinados, un sistema de calor y elementos electrónicos, entre otras, suponían un reto para los fabricantes. “Cuando vas a buscar un proveedor y le dices que tiene todo esto, lo primero, le peta la cabeza, y lo segundo es que te dice: ‘Vale, sí, ¿pero cuántas miles de unidades quieres hacer?”.

En aquel momento solo necesitaban una, un prototipo con el que acudir a una plataforma de financiación colectiva. Cuando lo consiguieron, el siguiente paso era preparar la campaña: “Hay muchísimo trabajo detrás, muchísimas horas de investigación, de fotos, de vídeos, de comparativas”, rememora este licenciado en Administración de Empresas. “Eso también nos llevó mucho tiempo”.

Tras dedicar un puñado de miles de euros a promoción y conseguir recaudar unos 30.000, pusieron en marcha la producción en abril de 2022. Por el momento han desarrollado chaquetas para mujer y hombre, cuyo precio varía entre los 550 y los 700 euros, aproximadamente, que incorporan luces y un sistema de calefacción gracias a baterías que aguantan entre dos y siete horas. Con dos empleados y tres colaboradores llevan facturados 50.000 euros de los 100.000 que esperan alcanzar este ejercicio. Ultiman nuevos productos, como una mochila y una chaqueta de moto.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO

Ver artículo completo