Camas en forma de corazón y jacuzzis con champán: así son los hoteles para adultos de Estados Unidos

hace 3 meses 77
La pareja de fotógrafos ​​Margaret y Corey Bienert viajan por Estados Unidos visitando hoteles kitsch solo para adultos. Ahora han recopilado sus fotografías en un libro llamado "Hotel Kitsch" publicado por Artisan Books. (Margaret and Corey Bienert/Cortesía Artisan Books) La pareja de fotógrafos ​​Margaret y Corey Bienert viajan por Estados Unidos visitando hoteles kitsch solo para adultos. Ahora han recopilado sus fotografías en un libro llamado "Hotel Kitsch" publicado por Artisan Books. (Margaret and Corey Bienert/Cortesía Artisan Books)

(CNN) -- Jacuzzis en forma de corazón rodeados de pétalos de rosa, camas circulares con techos que replican un cielo nocturno estrellado e impresionantes jacuzzis en forma de copas de champán de dos metros de altura.

Bienvenido a Cove Pocono Resorts en Pensilvania, alguna vez conocida como la "Capital mundial de la luna de miel" gracias a su variedad de hoteles solo para adultos y las extravagantes características de sus habitaciones.

Desde el momento en la pareja de casados ​​Margaret y Corey Bienert —que también son fotógrafos— salieron del auto y entraron en Pocono Palace, uno de los tres hoteles de Cove Pocono Resorts, quedaron impresionados.

"Creo que al ver algo tan exagerado, lúdico y divertido, pero también dirigido a adultos, me sentí en el cielo porque me sentí muy liberada", le dice Margaret a CNN Travel.

“Realmente fue un fin de semana muy mágico. No podía dejar de tomar fotos. Y después de que nos fuimos, pensé: 'Está bien, ¿cuándo volveremos?'

No fueron solo las extravagantes habitaciones las que despertaron la atención de Margaret y Corey. Era el ambiente de los años 60 (piensa en juegos organizados que ponen a prueba qué tanto conoces a tu pareja y competencias de bolos), así como los deslumbrantes bares que sirven cócteles con “pequeños nombres divertidos y sexys”, como describe Margaret.

En lugar de parecer anticuado, el ambiente retro de Cove Pocono Resorts atraía a los Bienerts de treinta y tantos. No solo estaban desesperados por regresar, sino que Margaret y Corey se encontraron buscando en Internet otros lugares similares en todo el país.

Y así nació un proyecto fotográfico, denominado “A Pretty Cool Hotel Tour” (Tour de hoteles geniales), que comenzó en Instagram, ganó popularidad en TikTok y ahora está disponible en forma de libro: “Hotel Kitsch: A Pretty Cool Tour of America's Fantasy Getaways” vía Artisan books.

El auge del "hotel de luna de miel"

Una cama en forma de corazón en el Miami Princess Hotel en Miami, Florida. (Margaret and Corey Bienert/Cortesía Artisan Books)

Una cama en forma de corazón en el Miami Princess Hotel en Miami, Florida. (Margaret and Corey Bienert/Cortesía Artisan Books)

El Cove Pocono Resorts estrenó su jacuzzi en forma de corazón en 1963. De color rojo vibrante y rodeado de paredes de espejos, a medida que avanzaba la década, el jacuzzi en forma de corazón se convirtió en un símbolo de una era nueva y más atrevida.

En 1971, la bañera en forma de corazón apareció en un artículo de dos páginas de la revista Life: una foto de una pareja en medio de un beso y sumergiéndose en un jacuzzi iba acompañada de un texto que preguntaba si la bañera representaba "un exceso de vulgaridad adinerada".

Pronto, hoteles de todo el país estaban copiando el diseño, que el propietario del hotel y diseñador de bañeras de Poconos, Morris Wilkins, no había logrado patentar. En lugar de desanimarse, Wilkins se propuso superarse a sí mismo. En 1984, estrenó una imponente bañera de hidromasaje diseñada para replicar una copa de champán. Se aseguró de patentarlo y las suites que ofrecían jacuzzi con champán pronto tuvieron una lista de espera de un año.

La tina de hidromasaje con forma de copa de champán en el Cove Poconos Resorts se inauguró en 1984. (Margaret and Corey Bienert/Cortesía Artisan Books)

La tina de hidromasaje con forma de copa de champán en el Cove Poconos Resorts se inauguró en 1984. (Margaret and Corey Bienert/Cortesía Artisan Books)

Cuando Margaret y Corey llegaron al Cove Pocono Resorts casi cuatro décadas después, se encontraron con algunos espacios modernizados y renovados, pero las características clave que hicieron famosos a los resorts permanecieron intactas.

Margaret dice que al principio pensó que la tina de champán era “divertida”, pero luego se tomó un autorretrato con Corey, sentados en la tina abrazados. La imagen resultante se inclina más hacia el romance que hacia lo atrevido.

Para Margaret y Corey, estas imágenes de la tina de champán se convirtieron en la tesis de su proyecto hotelero. Se embarcaron en una búsqueda de destinos que fueran igualmente “ultra divertidos, románticos y solo para adultos”, como dice Margaret. El objetivo era encontrar lugares que al mismo tiempo "no se tomen en serio a sí mismos y se apoyen plenamente en lo que ofrecen".

Rastreando hoteles

La habitación "Northern Lights" del Don Q Inn en Wisconsin evoca un paisaje ártico. (Margaret and Corey Bienert/Cortesía Artisan Books)

La habitación "Northern Lights" del Don Q Inn en Wisconsin evoca un paisaje ártico. (Margaret and Corey Bienert/Cortesía Artisan Books)

En el Gallery Holiday Motel, construido en la década de 1980 en South Amboy, Nueva Jersey, la pareja se encontró con abundantes techos de espejos, tapicería de terciopelo, bañeras en forma de corazón, pero también una habitación con temática de la jungla y una suite de playa. En el Californian Victorian Inn, descubrieron una cama de coche antiguo. En el Anniversary Inn construido en los años 90, que tiene ubicaciones en Idaho y Utah, hay una bañera con un imponente fénix surgiendo de las cenizas en lo alto.

Pronto aprendieron que es difícil dormir en camas con forma de corazón. Y que las sillas temáticas extravagantes no siempre son especialmente cómodas. Localizar las tomas de corriente a menudo resultaba complicado.

No todos los hoteles que frecuentan Margaret y Corey son reliquias del siglo XX. En el Designer Inn and Suites en Toledo, Iowa, redecorado a principios de la década de 2000, la pareja descubrió la habitación "Heart's Delight", que presenta una cama de terciopelo con relieve de Cupido y espejos rosas en forma de corazón en el techo. También disfrutaron visitando el paraíso rosa del Trixie Motel, que debutó en 2022 y fue diseñado por la drag queen Trixie Mattel de “Ru Paul’s Drag Race”.

Las habitaciones temáticas bajo el mar con camas de concha en el Best Western en Galena, Illinois, fueron otro punto destacado. Cuando Margaret y Corey descubrieron estas habitaciones, se dieron cuenta de que incluso las cadenas de hoteles, al menos las dirigidas por creativos propietarios de franquicias, pueden tener una o dos habitaciones extravagantes.

"No pueden utilizar las salas temáticas para publicidad ni para ningún material promocional", explica Margaret. “A veces las llaman habitaciones ‘secretas’. Siempre es divertido descubrirlas”.

Hay similitudes entre la mayoría de los hoteles que aparecen en las redes sociales de Margaret y Corey y en el libro, pero hay puntos ocasionales que pueden parecer menos obvios. Si bien Margaret y Corey generalmente gravitan hacia espacios solo para adultos, algunos de los hoteles que ofrecen, como Wildwood Inn en Florence, Kentucky, que alberga una habitación sin ventanas en forma de “cueva ártica”, son aptos para familias y los niños también son bienvenidos.

Algunos de los espacios son interpretaciones menos convencionales del concepto de hotel: piensa en Love Cloud, un pequeño avión equipado con una cama con sábanas rojas, o Don Q Inn en Wisconsin, que incluye un avión reconvertido que permanece en tierra, pero también ofrece una habitación con temática del espacio exterior y una habitación con temática del Ártico con una experiencia sorpresa con un oso polar.

Margaret dice que el objetivo de la pareja siempre ha sido que sus “corazones los lleven a donde deban ir”.

Muchos de los hoteles que cubren –a pesar de ser eminentemente aptos para Instagram– son anteriores a la ubicuidad de los teléfonos móviles. No se publicitan en las redes sociales y, a menudo, ni siquiera se publicitan muy bien. Para encontrar lugares potenciales para visitar, Margaret y Corey buscan diseñadores y les piden listas de hoteles en los que han trabajado.

También reciben recomendaciones de boca en boca de los usuarios de las redes sociales. La gente comenta: "Mis padres pasaron su luna de miel en un lugar con una cama en forma de corazón" en redes sociales, y Margaret les pregunta sobre el lugar exacto. Luego, ella y Corey trazan los destinos en mapas y se embarcan en gigantescos viajes por Estados Unidos.

Dondequiera que vayan, Margaret y Corey llevan sus cámaras a cuestas. Fue un amor compartido por la fotografía lo que los unió cuando se conocieron en la universidad y, aunque sus estilos suelen diferir, para este proyecto los dos comparten una firme visión creativa.

"Desde el principio, estábamos fascinados y centrados en diferentes elementos", explica Corey. "Y luego, como hemos estado haciendo el proyecto durante tanto tiempo, ahora tenemos una especie de estilo interno".

Además de fotografías, Margaret y Corey también capturan imágenes cinematográficas. El video les ayuda a capturar la escala de las suites y les permite realizar visitas guiadas y explicar los toques extravagantes de las habitaciones. Por ejemplo, cualquiera que se pregunte acerca de la mecánica detrás del jacuzzi flotante con champán puede consultar la explicación de Margaret en las redes sociales.

"En realidad, es una ilusión óptica", le dice Margaret a CNN Travel. “Detrás de la bañera hay espejos y en realidad no está apoyada sobre el vástago. Entonces caminas detrás de la bañera hasta el segundo piso y bajas a la bañera. Sobresale de la pared, pero en realidad está en el segundo piso”.

"También hay una regadera normal en la habitación, por lo que no es la única forma de bañarse", añade Corey.

El significado de "kitsch"

La habitación Rain Forest en el Designer Inn en Toledo, Iowa. (Margaret and Corey Bienert/Cortesía Artisan Books)

La habitación Rain Forest en el Designer Inn en Toledo, Iowa. (Margaret and Corey Bienert/Cortesía Artisan Books)

Si bien Margaret y Corey ocasionalmente se burlan afectuosamente de los hoteles que visitan, siempre lo hacen con un sentido de reverencia y aprecio. Insisten en que llamar “kitsch” a los hoteles en el título de su libro es un cumplido, no un insulto.

Después de todo, dice Margaret, hay "una intencionalidad en el aspecto divertido, en el aspecto tonto". Cuanto más investigan, más hoteles ven, más seguros están ella y Corey de ello.

“Los propietarios querían ese aspecto realmente alegre del romance, brindándote una experiencia divertida que hablara de tu infancia, los aspectos propios de Disneylandia de estas habitaciones, pero diciendo que esto es para ti y tu vida adulta, para ti y tu pareja”, dice Margaret.

Para Margaret, un subproducto interesante del proyecto es cómo ha desafiado su educación cristiana conservadora. Tanto ella como Corey crecieron en hogares evangélicos, donde Margaret dice que "cualquier forma de sexualidad es un tema candente". Margaret dice que lo sintió especialmente como mujer.

“Nunca en mi vida me sentí muy cómoda o invitada a ser una persona sexual”, reflexiona Margaret.

Si bien Margaret y Corey se han distanciado de esta educación religiosa, Margaret dice que embarcarse en este proyecto y visitar estos hoteles solo para adultos (incluida una parada en el hotel para swingers Mon Chalet en Colorado) “realmente ha desafiado muchas de sus opiniones sobre sí misma. "

“Ir a espacios solo para adultos que eran divertidos y muy alegres me invitó a un espacio al que no me habían invitado antes”, dice.

Para Margaret, esto llega al meollo del asunto:

"He disfrutado dando permiso a más y más personas para ser quienes quieren ser y encontrar románticamente lo que les funcione", dice.

"Y ya sea que estés con tu pareja o no, encuentra formas de expresarte y sentirte tú mismo, ya sea sexualmente o de otras maneras, porque repito, incluso el simple diseño de estos lugares puede realmente desafiarte".

El futuro del hotel temático

Margaret y Corey posando en la suite Sea Cave en el Black Swan Inn en Idaho. (Margaret and Corey Bienert/Cortesía Artisan Books)

Margaret y Corey posando en la suite Sea Cave en el Black Swan Inn en Idaho. (Margaret and Corey Bienert/Cortesía Artisan Books)

Si bien la mayoría de los hoteles que Margaret y Corey destacan se encuentran en EE.UU., el libro también destaca algunos en otras partes del mundo.

En Ibiza, España, el recientemente inaugurado Romeo's Motel & Diner se inspiró en los hoteles americanos de la vieja escuela. Margaret y Corey dicen que el diseñador Diego Calvo se acercó a ellos en redes sociales para informarles que muchas de sus fotografías estaban en su moodboard.

Margaret y Corey se sintieron halagados. Luego, cuando fueron a visitar el hotel español y vieron las bañeras en forma de corazón y la decoración vibrante, se enamoraron del espacio. La experiencia también les hizo pensar en el futuro de los hoteles temáticos kitsch, donde antes parecían vulgares o pasados ​​de moda, hoy en día muchos jóvenes encuentran atractivo e intrigante su glamour en decadencia. Ayuda que aparezcan en las redes sociales, pero también, sugiere Margaret, es que las personas se den cuenta de lo divertidos que pueden ser estos espacios inesperados.

"¿Con qué frecuencia vas a entrar en una habitación que te lleva a un mundo completamente diferente y te brinda una experiencia muy específica que puede hacerte reír o hacerte sentir incómodo?", dice.

"Se trata de darle a una pareja un ambiente diferente al que no están acostumbrados y que puede ser una experiencia memorable".

Ver artículo completo