100 pasajeros de un crucero resultaron heridos cuando el barco se detuvo en medio de una tormenta

hace 3 meses 88
El crucero "Spirit of Discovery" quedó atrapado con mal tiempo en el Golfo de Vizcaya. El crucero "Spirit of Discovery" quedó atrapado con mal tiempo en el Golfo de Vizcaya.

(CNN) -- Un viaje de ensueño se convirtió en una pesadilla para los 1.000 pasajeros a bordo de un crucero que fue azotado por una tormenta, lo que dejó 100 heridos.

El barco "Spirit of Discovery" de Saga Cruises se encontraba en el último tramo de un viaje de 14 días por Europa cuando se vio atrapado por el mal tiempo este sábado en el Golfo de Vizcaya, parte del Océano Atlántico, frente a la costa oeste de Francia y la costa norte de España.

El crucero “Canary Island Quintet”, que partió de Portsmouth en Reino Unido el 24 de octubre, había prometido a sus huéspedes “sol de invierno” en el “archipiélago bañado por el sol” de las Islas Canarias, un territorio español frente a la costa del noroeste de África.

El barco debía hacer escala en la isla de Madeira, antes de dirigirse a las islas canarias de La Palma, Tenerife, Lanzarote, Fuerteventura y Gran Canaria. Después de dos días en el mar, atracaría en La Coruña, España, antes de regresar a Portsmouth después de otro día en el mar.

Todo salió según lo previsto hasta el décimo día – 2 de noviembre – cuando el barco se encontraba rumbo a Gran Canaria y las tormentas se acercaban. Las autoridades del barco decidieron cancelar la parada y dirigirse directamente a La Coruña, en un intento de adelantarse a las inclemencias del tiempo. Pero el puerto cerró mientras el barco estaba en camino, y se tomó la decisión de seguir hasta Portsmouth (una distancia de más de 1.111 kilómetros o 600 millas náuticas, y al menos dos días de viaje) con la esperanza de adelantarse a la tormenta.

Saga Cruises no respondió a la pregunta sobre por qué el barco no intentó atracar en ningún otro lugar o regresar, en lugar de intentar el viaje. En el itinerario había dos días “en el mar” entre Gran Canaria y La Coruña, y un tercero desde España hasta Reino Unido.

El CEO Nigel Blanks dijo en un comunicado compartido con CNN:

“Operamos con los más altos protocolos de salud y seguridad y cada decisión se tomó con base en asesoría del capitán del barco y los pronósticos de nuestros meteorólogos marinos dedicados. Hicimos todo lo que pudimos en todo momento para mantener a nuestros huéspedes lo más seguros posible y ayudarlos durante la tormenta, incluida atención médica experta para los heridos”.

Las consecuencias

Al recibir lo peor de la tormenta en el Golfo de Vizcaya, el sistema de seguridad de propulsión del barco se activó, lo que provocó que éste se tambaleara hacia la izquierda, se detuviera abruptamente e hiriera a alrededor del 10% de los pasajeros a bordo. Se cree que cinco resultaron gravemente heridos.

La tripulación del barco decidió entonces permanecer en posición, en lugar de intentar continuar el viaje hacia Reino Unido.

El Golfo de Vizcaya es conocido por su clima traicionero y sus altas olas.

Los pasajeros informaron sobre sus terribles condiciones en las redes sociales, y algunos dijeron que pensaron que iban a morir.

Una persona en X (antes Twitter), que dijo que sus padres estaban a bordo, afirmó que la experiencia "horrenda" incluyó "ser arrojado al suelo del comedor con mesas y vajilla cayendo sobre ellos".

“¿Por qué el capitán salió corriendo de Canarias hacia la tormenta?”, agregaron.

También compartieron una captura de pantalla de la ubicación del barco la noche de este sábado, en la que señalaron que era el único barco de pasajeros en el Golfo de Vizcaya al momento de la tormenta.

Un pasajero compartió imágenes con la BBC de las olas golpeando el barco, mientras un miembro de la tripulación informaba de un “código alfa” (el código para una emergencia médica a bordo) en el comedor.

Otro contó cómo el capitán advirtió a los pasajeros por el intercomunicador que se sentaran o se tumbaran, y dijo que estaban "aferrándose por su vida".

Todos los pasajeros ya desembarcaron.

El barco tras su llegada de regreso a Portsmouth, tras el incidente. (Ben Micthell/Press Association via AP)

El barco tras su llegada de regreso a Portsmouth, tras el incidente. (Ben Micthell/Press Association via AP)

Un portavoz de la empresa dijo en un comunicado:

“Lamentablemente, 'Spirit of Discovery' quedó atrapado en las difíciles condiciones climáticas de este fin de semana, cuando iniciaba su regreso a Reino Unido. El barco permaneció seguro en todo momento, pero debido al impacto de la tormenta algunos pasajeros resultaron heridos. Todos fueron atendidos inmediatamente por el personal médico a bordo. Si bien el clima está claramente fuera de nuestro control, queremos ofrecer nuestras más sinceras disculpas a todos los afectados que ahora están de regreso sanos y salvos, después de haber navegado a casa en mares más tranquilos”.

El barco ya dio la vuelta y está de nuevo en el agua para su próximo crucero. Fue rastreado por última vez frente a la costa del sur de Inglaterra, después de haber partido de Portsmouth hacia Lisboa, según el sitio web de seguimiento Vesselfinder. La ruta llevará al barco nuevamente a través del Golfo de Vizcaya, con suerte esta vez con una travesía más tranquila.

Ver artículo completo